Un día para recordar

Sábado 6 de mayo, una fecha para recordar

8:30. Empiezan a llegar los primeros riders; caras espabiladas y llenas de júbilo. No se habían despertado quince minutos antes para llegar y cumplir, se notaba en el ambiente que la gente venia preparada de casa. “Hoy salgo con los CDF, me levanto una horita antes, me pego un buen almuerzo, estiro y me voy para la finca, que hoy en las costas voy a dar un palo que se van a cagar, jajajajaja”.

Entre risas e historietas ya son las 9, salimos como de costumbre dirección Paseo Marítimo, nuestro lugar favorito para calentar antes de “Les Costes”. Día soleado, la brisa del mar en nuestros rostros, Juan y Alex en el coche de asistencia disparando fotos y cerrando el grupo, velando por nosotros para que todo fuera bien.

 

Empezamos las costas bien juntos, prácticamente hasta la mitad, luego empiezan los arreones y el pelotón se estira en las bajadas y se parte, esta vez, bajando lo dimos todo. Al final de “Les Costes” nos reagrupamos y tiramos hasta el Pantano sin dilaciones, a un ritmo bueno y con un solo percance, un pinchazo que resolvimos en 2 minutos.

 

Esta vez el día lo merecía, a la llegada del pantano nos paramos en el bar a hacer un recovery rápido, alguno se atrevió incluso con el robusta que ofrecía el garito jajaja

 

La vuelta fue rápida y en grupo con también un pequeño percance en el que empezó el cachondeo, ¡pinchazo! el mismo ciclista, la misma rueda y prácticamente en el mismo lugar… ¿sería el mismo clavo?

Llegamos sobre las 12:00 a la cafetería. Nos esperaba un banquete de fruta y bebidas varias que nos habían preparado, y claro, arrasamos… echamos unas risas y nos fuimos rápido para casa, por la tarde había fiesta.

 

 

Amigos, café y cerveza artesana

La tarde empezó tímida. Te ponemos en situación: interior de la cafetería llena, terraza llena, un RS4 encima de la acera, una banda de música que se disponían a tocar en medio de la terraza abarrotada y al lado nuestro colega Cristian montando el set de DJ.

Empezaba a rular el café y la cerveza como si no hubiera un mañana y todo empezó a fluir, la banda empezó a sonar, los artistas a pintar y los amigos y clientes a disfrutar. Nos lo pasamos en grande en un ambiente local muy bonito.

No podemos hacer otra cosa que agradeceros vuestra presencia. Nos encanta veros disfrutar en nuestras instalaciones, y nos encanta ver la respuesta que dáis a todos nuestros eventos. Y claro, como en cualquier buena fiesta, la clausura corrió a cargo de la policía jijiji


 

Estamos muy orgullosos de nuestro pueblo, de dedicarnos a algo tan bonito como son los cafés de especialidad y de que no te creas a todos los pantomimas que viven en el hype y en el desprestigio a todo lo que tocan, ¡mañana no estarán!

Vamos con nuestro equipo de entusiastas, amamos el café, el ciclismo y a las personas. Queda un año y medio para nuestro décimo aniversario y estamos planteándonos empezar ya a montarlo jojojo ¡Hasta la próxima!

Agradecer a nuestros amigos Miguel y Nico por su presencia y arte desinteresado, a Montana Colors por el material, a vinilos Hexis y a nuestro partner Julio Cao de JJGraphics. A la banda ‘Reversión’, a Ramón por dejarnos el bólido, a Garage Beer por cedernos el barril  y a nuestro hombre incondicional Cristian a los platos.

CAFE DE FINCA Coffee roasters, Stay true.

Share this post



3 thoughts on “Un día para recordar

  1. Sois los mejores!!!!, siempre pensando en cosas para innovar y hacer que la gente se sienta diferente en un lugar que transmite tanta fuerza. FELICIDADES!!!!! Esperamos con impaciencia cualquier acontecimiento que organicéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *